La empresa Regaber instala la primera compuerta-caudalímetro PikoMeter para controlar el caudal de agua en cultivos de arroz de la zona de Isla Mayor (Sevilla)

Regaber ha instalado la primera compuerta-caudalímetro PikoMeter para controlar el caudal de agua en una parcela de arroz de 12 hectáreas en la zona de Isla Mayor (Sevilla).

La PikoMeter permite entregar el caudal de agua establecido, aunque los niveles de agua en el canal fluctúen, con lo que consigue controlar el agua con precisión.

Además, el sistema de automatización de la PikoMeter ofrece la posibilidad de conectar un sensor de salinidad y un sensor de temperatura, de modo que se puede tener un control de forma remota, desde una aplicación para teléfono móvil, tanto del caudal entregado como de la salinidad y la temperatura.

La instalación de este dispositivo es pionera en la zona. Se trata de la primera unidad que podría integrarse en un sistema de compuertas para modernizar todo el sistema de distribución y entrega de aguas en dicha zona arrocera.

La PikoMeter tiene un diseño compacto, con el sistema de accionamiento, el control motor, la medición ultrasónica, la fuente de alimentación, la telemetría y el teclado de control local, todo en una sola unidad. Además, su control se puede realizar también mediante una app instalada en un teléfono móvil o en ordenador. De este modo, desde cualquier lugar se puede podrá abrir o cerrar la compuerta, leer el caudal, salinidad y temperatura, comprobar los datos históricos y monitorizar su rendimiento en tiempo real.

Esta compuerta puede formar parte de un sistema TCC (Control Total de Canal), en el que compuertas y caudalímetros de canales se conectan e interactúan entre sí, mediante consignas establecidas desde un software remoto, para gestionar y optimizar el suministro de agua a través de una red de canales o tuberías por gravedad.

Para su funcionamiento no necesita energía eléctrica. Funciona por baterías recargadas con un panel solar integrado en la propia compuerta. Además, su diseño compacto y ligero permite una instalación muy sencilla, un funcionamiento preciso y un bajo mantenimiento.

close

Suscripción al boletín