Su propuesta fue la que recibió mayor puntuación en el proceso de licitación llevado a cabo por la Fundación Asturiana de la Energía

La empresa Tecnoturbines ha resultado adjudicataria del concurso convocado por la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN) para la instalación de la planta piloto de generación de energía minihidráulica del proyecto Redawn. Dicha planta consistirá en un dispositivo generador hidroeléctrico cuya producción se destinará al suministro de las cargas eléctricas de la finca Calonge, en Palma del Río, que actualmente son alimentadas por un grupo electrógeno de gasóleo de 6 kVA.

El diseño de la planta incluye la instalación de unas baterías recargables de modo que se pueda asegurar el suministro de electricidad en todo momento, aunque su finalidad principal sea la de suministrar energía durante el periodo de riego. Además de ejecutar la planta, Tecnoturbines se encargará también de su monitorización, habida cuenta de que  el objetivo de esta planta, más allá de su finalidad inmediata, es servir de experiencia piloto de validación de esta tecnología para su uso en instalaciones de regadío.

Fundada en el año 2012, Tecnoturbines se presenta como “una empresa de desarrollo de turbinas hidráulicas que está presente en todo el ciclo de vida del proyecto” y cuya misión es “impulsar el progreso mediante la reducción de costes energéticos y suministro de energía eléctrica en ubicaciones remotas en los sectores de la industria relacionados con el agua”. La compañía tendrá ahora la oportunidad de trabajar en un proyecto no relacionado con la industria, sino con el regadío, orientado eso sí al ahorro de costes energéticos.

La planta que instalará Tecnoturbines es la única orientada a regadío del proyecto Redawn, que contempla otras dos instalaciones hidroeléctricas que servirán igualmente de experiencia piloto en el campo de la industria y del abastecimiento. La planta piloto para la industria se localizará en Portugal, mientras que la de abastecimiento se situará en Francia.