Está ofreciendo asesoramiento especializado, técnico y jurídico, a sus asociados afectados, para facilitarles una adecuada participación y garantizar sus derechos.

En julio de 2020, la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir declaró en riesgo de no alcanzar el buen estado de las masas de agua subterráneas La Rocina, Almonte y Marismas, todas ellas en el entorno del Parque Nacional de Doñana. El texto refundido de la Ley de Aguas ordena que, una vez que una masa de agua subterránea se declara en riesgo de no alcanzar el buen estado, los afectados tienen que constituirse en comunidad de usuarios, a la que se oirá antes de aprobar un programa de actuación para la recuperación del buen estado de la masa.

La primera comunidad de usuarios cuyo procedimiento de constitución se inició fue la de la masa denominada Marismas, mediante anuncio publicado en el BOE de 16 de julio de 2021. Este procedimiento aún se encuentra en estado de tramitación. Más recientemente, se publicó en el BOE el inicio del procedimiento para la constitución de la comunidad de usuarios de la masa de agua subterránea Almonte. El anuncio otorga un plazo de tres meses (que finaliza el próximo 26 de enero de 2023) para que los titulares de aprovechamientos ubicados en el ámbito territorial de dicha masa de agua se acrediten como tal y puedan formular las alegaciones que estimen convenientes. El procedimiento para la constitución de la comunidad de usuarios de la masa de agua denominada La Rocina aún no se ha iniciado.

Nuestra Asociación interviene en estos procesos de constitución de las comunidades de usuarios mediante el asesoramiento especializado, técnico y jurídico, a sus asociados afectados, para facilitarles una adecuada participación y garantizar los derechos y legítimos intereses de los usuarios del regadío.