Entre ellas, la tramitación urgente de nuevos pozos de emergencia y la puesta en servicio de los ya existentes.

Desde Feragua hemos pedido que el Decreto de Sequía incorpore la Tramitación urgente de nuevos pozos de emergencia a propuesta de las comunidades de regantes, sin afección a concesiones ya existentes, así como la puesta en servicio de los pozos de emergencia existentes para fines de regadío: Vega de Granada y otros, si los hubiera.

También demandamos la declaración como obras de emergencia del proyecto de limpieza y acondicionamiento del canal de alimentación y azud de la Presa de la Breña II y del proyecto de restauración hidrológica y funcional del embalse de Cordobilla, así como la puesta en marcha de Plan de fomento e incentivos de ejecución de balsas en las zonas regables y en regadíos privado, agilizando y facilitando su tramitación administrativa y ambiental de las balsas en las zonas regables.

Finalmente, creemos imprescindible a corto plazo facilitar el reaprovechamiento del agua de los desagües en el interior de una zona regable (caso: Marismas del Guadalquivir y otros), así como un Plan de control periódico de los caudales derivados con integración en el SAIH del mayor número de aprovechamientos (Superficie > 1.000 Has) al objeto de controlar mejor todos los aprovechamientos del río en las circunstancias de sequía y facilitar un mejor distribución del agua y evitar situación de abuso o de “robo” de agua.