La mayoría están en alerta y prealerta, siendo la situación muy grave en la zona del Corumbel, en Huelva, y los embalses de Charco Redondo y Guadarranque, en el Campo de Gibraltar.

Durante estos días se están celebrando de forma telemática los comités de gestión de las cuencas litorales andaluzas, en los que se está informando de la situación hidrológica y de las previsiones para la futura campaña de riego. Una situación que es en general peor que la del año pasado, con la mayoría de sistemas en situación de alerta o prealerta. Y unas previsiones que por tanto no son precisamente optimistas en estos momentos.

Tanto es así que durante estos Comités se ha informado de la aprobación de un decreto de entrada y salida de la situación de sequía, en virtud del cual se va a declarar ya como zonas de sequía excepcional la del Corumbel, en Huelva, y la de los embalses de Charco Redondo y Guadarranque en el campo de Gibraltar, en Cádiz.

En el comité de gestión de Málaga, el secretario general de nuestra Asociación, Pedro Parias, ha advertido de que las medidas contenidas en el decreto de sequía no serán suficientes si la situación se agrava y ha apelado a que se pongan en marcha otras medidas de ámbito económico tributario (condonación de IBI, y de cánones y tarifas de riego, bonificación cuotas seguridad social, beneficios fiscales, etc.) para compensar de la ruina que causaría en el caso de que llegaran unas restricciones agresivas, que esperamos la pluviometría del otoño-invierno lo impida. También ha pedido que de los fondos «Next Generation» para la reconstrucción europea, con motivo de la pandemia, se destinen recursos para inversiones en regadío en mejora de regadíos y en balsas en que estén en línea con las directrices comunitarias.