Participó el presidente de Fenacore, Andrés del Campo, que destacó que el regadío genera más del 65% de la producción y empleo agrícola en Andalucía.

El presidente de Fenacore, Andrés del Campo, participó en representación del regadío andaluz en la Comisión para la recuperación económica y social de Andalucía tras el Covid-19. En su intervención reivindicó el valor socioeconómico de la agricultura y el complejo agroalimentario (industria, servicios…), que representan más del 15% del PIB de España y dan empleo a más de un 4% de la población activa, sin contar los ocupados en el sector agroindustrial y de servicios agrarios. En relación con el regadío andaluz, señaló que representa más del 60% de la producción y el empleo agrícola. Asimismo, incidió en la importancia del regadío para la garantía y soberanía alimentaria, para la lucha contra el cambio climático y para el reto demográfico.

Del Campo abogó por modernizar las más de 250.000 hectáreas de riego en Andalucía que aún están pendientes y por nuevas inversiones para mejorar la garantía de agua en Andalucía, incluyendo nuevas obras de regulación (grandes presas previstas en los planes hidrológicos vigentes y balsas de riego) y actuaciones para la generación de recursos no convencionales (aguas regeneradas y desaladas). Asimismo, apostó por mantener el presupuesto de la PAC, modificar el sistema tarifario eléctrico para disminuir los costes fijos eléctricos que soporta el regadío; incentivar y no recortar las ayudas a las explotaciones que generen empleo; fomentar las energías renovables en el medio rural; y aprobar ayudas específicas para el equipamiento en parcela.

En relación con las obras de regulación, Andrés del Campo enunció las principales inversiones pendientes en Andalucía, que son las siguientes:

-Sevilla: La zona arrocera de la Marismas del Guadalquivir

-Córdoba: Reparación del canal principal de la zona regable del Guadalmellato. Embalse de San Calixto y limpieza de la presa de Cordobilla y el regadío pendiente de la Comunidad de Regantes de Genil-Cabra

-Jaén: Mejorar las infraestructuras en la zona regable del Rumblar en Andújar

-Granada: Las conducciones de la Presa de Rules para el regadío de la costa subtropical y la modernización de La Vega

-Huelva: El desdoble del Túnel de San Silvestre

-Málaga: Mejorar el Plan Guaro y los regadíos de La Axarquía

-Almería: La desalación y la utilización de aguas regeneradas y los trasvases (Negratín-Almanzora y acueducto Tajo-Segura) resultan fundamentales para su agricultura

-Cádiz: Pendiente la presa de Gibralmedina en el río Guadiaro, que no está regulado, que abastecería al turismo de la Costa del Sol

close

Suscripción al boletín