Ha remitido una carta a la consejera de Agricultura pidiéndole que transmita al Gobierno andaluz y central la importancia estratégica del regadío.

Feragua ha remitido a la Consejería de Agricultura una carta en la que le solicita traslade tanto a la Presidencia del Gobierno andaluz como al Gobierno nacional la importancia estratégica del regadío y, consecuentemente, la necesidad de que las inversiones públicas para la reconstrucción económica no ignoren este sector clave, declarado esencial durante la pandemia.

La misma reivindicación la ha hecho llegar Fenacore al Gobierno central, habiendo recibido por carta una respuesta del director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo. En ese misiva, de una forma alentadora, el que se dice mano derecha de Pedro Sánchez responde que “el Gobierno es consciente de la importancia del regadío para nuestra agricultura, elemento básico de nuestro sistema agroalimentario, y de la necesidad de continuar con la modernización de los regadíos, con un uso eficiente del agua, un recurso escaso, mediante una política territorial sostenible y ordenada que garantice el futuro de nuestra agricultura” y agradece la propuesta, que remite al Ministro de Agricultura.

Esperemos que no sea mera palabrería hueca y que en efecto el Gobierno no se olvide del regadío en sus planes para la reconstrucción. Algo que lógicamente también esperamos de la Junta de Andalucía y de los presupuestos que la administración andaluza vaya a liberar para este fin.

De hecho, la Junta de Andalucía acaba de anunciar un Plan de inversión en obra hidráulica por valor de 430 millones de euros, pero que se destinan íntegramente a obras de depuración y de transporte y distribución para usos de abastecimiento urbano, y que de momento olvida las inversiones que Feragua está demandando para obras con fines para el regadío, fundamentalmente obras de mejora de regadío, incremento de la regulación mediante nuevas presas y balsas de riego, y fomento de los recursos convencionales como son la regeneración y la desalación. Confiemos que las propuestas del regadío nacional y autonómico no caigan en saco roto y las palabras de respuesta de Iván Redondo y las que esperamos recibir de la consejera de Agricultura se conviertan pronto en realidades tangibles.

close

Suscripción al boletín