La CHG atiende a nuestra demanda y autoriza una dotación de 4500 m3/ha, que consideramos razonable.

La próxima campaña será dura, pero no tanto como se había temido y previsto. Finalmente, el desembalse será de 1100 hm3 y la dotación autorizada de 4500 m3/ha de agua, lo que sitúa el nivel de restricciones en el 25%, inferior al anunciado en comisiones de desembalses anteriores pero bastante superior al que ya sufrimos la campaña pasada, cuando la dotación aprobada fue de 5400 m3/ha.

Las restricción del 25% será aplicable a las zonas regables con dotaciones concesionales de 6000 m3/ha y para el sector arrocero, 4500 m3/ha y 300 Hm3 respectivamente, siendo una restricción algo menor a las zonas regables con menor dotación concesional, hasta suponer un 10% el nivel de restricción para el cultivo del olivar.

Para los otros sistemas de explotación de la cuenca, que se encuentran en situación de normalidad (Colomera-Cubillas, Quentar-Canales, Bermejales), prealerta (Bembezar-Retortillo, Viar, Rumblar, Hoya de Guadix,…), las dotaciones a suministrar se han cerrado finalmente entre los 2500 y 6000 m3/ha, según el estado de cada sistema de explotación, tras consensuar los representantes de las zonas regables con los Ingenieros de las zonas y la Dirección Técnica, dichas dotaciones.

Aunque se trata de una dotación que consideramos razonable y acorde al estado de los embalses de la Cuenca, no podemos ocultar que conlleva importantes esfuerzos de planificación de cultivo y de apuesta por cultivos de menos demanda, que también suponen menor generación de renta y empleo para nuestro territorio.

close

Suscripción al boletín