Los planes hidrológicos se aprueban, pero sus inversiones no se ejecutan.

En la reunión de la Comisión de Desembalse, el presidente de Feragua prometió austeridad y una planificación responsable y coherente con la situación hidrológica. Pero también avisó de que ahorrar no es suficiente, y que hay que tomar medidas ya. O más que tomar, ejecutar las que ya se han tomado, porque la realidad es que los planes hidrológicos se aprueban, pero sus inversiones no se ejecutan, y entonces, ¿para qué sirven?

En cualquier país avanzado esto sería un escándalo, pero aquí no pasa nada. Lo normal, de hecho, es que las inversiones se aprueben pero las obras no se hagan. No nos inventamos nada. Estas son las obras ya aprobadas por la última planificación hidrológica. ¿Qué pasa con ellas? Simplemente que ni se han iniciado.

Inversión ( €)                                                                          2016-2021/ 2022-2027
– Presa de Cerrada de la Puerta en Guadiana Menor     5.000.000 / 40.000.000
– Recrecimiento de la Presa del Agrio                             30.000.000 / 20.000.000
– Estudio de presa de Velillos                                                600.000
– Presa de Castillo de Montizón                                      20.000.000 / 30.000.000
– Presa de San Calixto en el rio Genil                            40.000.000 / 12.670.000

TOTAL INVERSIÓN PREVISTA (€) :                              95.600.000/ 102.670.000
TOTAL INVERSIÓN EJECUTADA:                                                  0 euros

Estas obras se hacen más prioritarias en el escenario del cambio climático, que nos traerá lluvias más intensas y torrenciales y también más escalonadas. En este contexto, los embalses son fundamentales para garantizar recursos en momentos de sequía y para prevenir las inundaciones.

close

Suscripción al boletín