La compañía ofrece el equipamiento necesario para que los agricultores puedan generar de manera eficiente la energía que necesitan para abastecer los sistemas de riego y el resto de sus actividades agrícolas

El sector de la agricultura español está pasando por un proceso de transformación basado en la búsqueda de soluciones que garanticen un uso sostenible y responsable de los recursos energéticos. El elevado precio de las tarifas eléctricas y los cambios normativos han propiciado que las comunidades de regantes adapten sus instalaciones con nuevos sistemas de suministro energético.

En este sentido, Power Electronics ofrece el equipamiento necesario para que los agricultores puedan generar de manera eficiente la energía que necesitan para abastecer los sistemas de riego y el resto de las actividades agrícolas: el inversor solar HEMK y las soluciones plug & play del MV SKID y TWIN SKID que, conectados a una planta fotovoltaica, producen la suficiente energía para sustituir o complementar el uso de energía de red o grupos electrógenos.

Dependiendo del número de usuarios y del tamaño de la comunidad de regantes, estas instalaciones pueden ser de dos tipos:

  1. Instalaciones de autoconsumo con conexión a red propia de media tensión y venta de energía sobrante:

Estas instalaciones de autoconsumo cuentan con conexión a red propia de media tensión mediante inversores solares. Este sistema permite la generación de energía para uso y mantenimiento de la explotación agrícola, tanto dirigida al sistema de riego como al resto de actividades productivas. Además, permite revertir a la red, la energía sobrante y abaratar la factura eléctrica.

Estos son algunos ejemplos de los proyectos ya finalizados o en curso de este tipo de instalaciones y que cuentan con inversores de Power Electronics:

  • En Andalucía se ha ejecutado la de mayor potencia, la Comunidad de regantes del Valle Inferior, con una potencia pico de 6 MW, mediante la instalación de dos Inversores HEMK con sus Skid de media tensión de 3 MW. En la actualidad está generando en autoconsumo sin vertido a red, aunque está tramitando la legalización para poder vender la energía sobrante.
  • En Extremadura la comunidad de regantes del Guadiana ha instalado un inversor HEMK de 2.4 MW, y ha ejecutado ya la primera fase del campo fotovoltaico. En la actualidad están pendientes de la conexión a red de media tensión.
  1. Instalaciones aisladas con capacidad de funcionamiento híbrido:

Este tipo de instalaciones permiten aislar la explotación agrícola de la red eléctrica general, pudiendo llegar a ser autosuficiente con el consumo energético. Los paneles fotovoltaicos, sobre balsa y en suelo, tanto fijas como con seguidores a un eje, generan energía eléctrica suficiente para abastecer los diferentes motores y elementos eléctricos de la red de riego. Asimismo, estos sistemas también pueden ser aplicados en zonas aisladas con un acceso deficiente a la red eléctrica.

En estas instalaciones el campo fotovoltaico se conecta directamente al bus de continua de los variadores, y cuando están con funcionamiento híbrido la alimentación AC se conecta a la entrada AC. Estos variadores pueden funcionar con las dos tensiones a la vez, priorizando la potencia generada en el campo fotovoltaico, y tomándola de la red cuando esta no sea suficiente.

La nueva regulación en el autoconsumo ha favorecido mucho este tipo de instalaciones y ha permitido que se pueda aprovechar el 100% de la energía generada en el campo fotovoltaico.

Existen varios ejemplos de este tipo de instalaciones en el ámbito nacional, algunas finalizadas y otras en proceso en los que participa el variador solar SD700SP de Power Electronics que, conectado a una planta fotovoltaica, permite reducir los costes de explotación de las instalaciones de bombeo.

  • En la Comunidad Valenciana, la Comunidad de regantes de Lliria ha instalado el variador solar SD700SP de 250 Kw conectado a un campo fotovoltaico y funcionando de manera aislada. Asimismo, la comunidad de regantes de Villena dispone de una bomba de 400Kw a 550 m del mismo modelo de variador solar.
  • En la región de Murcia, dos comunidades de regantes significativas de la zona como son Huerto Chico en Lorca, y Miraflores en Jumilla, han instalado variadores SD700SP para funcionamiento híbrido. En la primera han sido dos de 90 Kw con un campo fotovoltaico flotante, y la segunda una de 315 Kw con un campo fotovoltaico con seguidor a un eje. Ambas llevan toda la campaña de riego funcionando de manera eficiente.
  • En la región de Andalucía, la comunidad de regantes Genil Cabra, en Córdoba, tiene ya funcionando una instalación de dos bombas de 90 Kw con campo fotovoltaico con seguidor a un eje, y la de Barranco Zorreras, en Jaén, será, en poco tiempo, la primera en poder desconectarse de red y poder funcionar de manera aislada mediante dos variadores de 160 Kw, tres de 110 Kw y uno de 45 Kw.

Asimismo, la comunidad de regantes Costa Noroeste, van a instalar seis variadores solares de 55 Kw con capacidad de funcionamiento híbrido, uno en cada uno de sus bombeos para cubrir las pequeñas demandas de riego. Se empieza ahora la obra y estará operativa para la próxima campaña.

  • En la región de Extremadura, varias instalaciones se encuentran ya en funcionamiento. La de mayor envergadura ha sido la de la Comunidad de regantes de Mérida, con dos variadores de 250 Kw y que funciona ya de manera aislada mediante conexión a un campo solar flotante de 500 Kw. Esta comunidad va a acometer antes de que acabe el año una ampliación de una bomba más de 250 Kw y la ampliación del campo flotante en unos 600 Kw.

En esta misma zona geográfica, la comunidad de regantes de Valdecañas, en Cáceres, ha instalado tres variadores fotovoltaicos de 250 Kw y tres de 110 Kw, que están funcionando alimentados por AC, y está previsto que en una segunda fase pongan en marcha tres campos fotovoltaicos de 500 Kw cada uno. Igualmente, la Comunidad de regantes de Talavera la Real, en Badajoz, tiene prevista la instalación de cuatro variadores solares para funcionar de modo híbrido.

  • En la Comunidad de Aragón, la comunidad de regantes Acequia de Sora, de Zaragoza, ha instalado dos variadores de 355 Kw para funcionamiento híbrido. Y en la provincia de Huesca tres Comunidades de regantes, como la de Pedrola, Almunia y Veintiseis Bis en Sangarrén, han realizado bombeos fotovoltaicos, la primera con cuatro de 45 Kw, la de Almunia con tres de 90 Kw y la de Sangarrén con una de 132 Kw.
  • En la Comunidad de Madrid, son muchos los proyectos en fase de estudio para su puesta en marcha en la próxima campaña de riego. No obstante, se han realizado instalaciones importantes en fincas particulares como la de Almaraz, con un campo fotovoltaico con seguidor a un eje de 900 Kw y potencias en bombas de 600 Kw; y la de Agrogotanes y Bobadilla del Campo, con campos fotovoltaicos de unos 400 Kw y potencias en varias bombas de 250/200 Kw.
  • En Cataluña, han optado por este sistema dos comunidades de regantes en Lérida, la de Bassa Noba, con cinco bombas de 75 Kw y un campo fotovoltaico de 500 Kw con seguimiento a un eje, y la de Maials, con una bomba de 315 Kw y campo con seguimiento a un eje de 450 Kw. En Tarragona, la comunidad de regantes Espluga de Calba ha instalado uno de 45 Kw.

Es más que evidente el notable aumento del número de proyectos de autoconsumo en el sector del regadío, lo que ha propiciado que el departamento de investigación y desarrollo de Power Electronics haya buscado soluciones plenamente adaptadas a las singularidades del autoconsumo, fiables y eficientes, y homologadas a las exigencias normativas del sistema eléctrico español.

close

Suscripción al boletín