Es importante que se cambie porque podría llegar a ocasionar un impacto social y económico muy desfavorable en la Cuenca.

Frente al concepto de dominio público hidráulico que comprende el cauce y sus riberas vegetadas, los planos del actual plan de riesgos e inundaciones proponen una delimitación del dominio público hidráulico que se aleja a veces hasta a más de 1 kilómetro y 1,5 kilómetros del cauce, afectando a miles de hectáreas que en la actualidad son terrenos privados, fértiles vegas inscritas en el Registro de la Propiedad.

En el caso de apeo y deslinde del dominio público hidráulico “probable”, estos estudios serían el punto de partida de la administración para proceder a los mismos. El propietario de un terreno que pasa a dominio público hidráulico no tiene derecho a ninguna compensación, por lo que estamos hablando de un tema grave. Una cosa es deslindar el río y su ribera, y otra alejarse hasta 1 kilómetro y medio del río como propone esos planes. En consecuencia, hemos solicitado una revisión del dominio público hidráulico cartografiado en estos planes.

close

Suscripción al boletín