Feragua presenta sus alegaciones y confía en una rectificación del organismo de cuenca.

En su proceso de tramitación, el plan de gestión de riesgos de inundaciones en la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir ha llegado a la segunda etapa de su segundo ciclo. Y estamos ahora en período de consulta pública. El documento que se discute ahora se llama “Elaboración de los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación” y debemos decirlo claro: nos causa una honda preocupación.

En este documento se definen las zonas inundables y es por tanto un documento muy importante y con muchas implicaciones porque todo lo que se defina como inundable condicionará el desarrollo urbanístico posterior de ese territorio y su explotación agrícola y económica. ¿Y qué hemos visto y alegado? Pues lo siguiente:

-Que es necesario revisar la topografía utilizada, que no está actualizada y no tiene en cuenta  las obras de defensa de avenidas realizadas en los pueblos en los últimos años.

-Que es preciso revisar igualmente los caudales de datos de partida porque utilizan caudales de la avenida de retorno de 500 años de 13.500m3/s cuando en toda la bibliografía de expertos reconocidos de la propia CHG recomiendan valores de 8-9.000m3/s para ese período de retorno

-Que la determinación de estas zonas inundables no considera las presas de regulación que tiene la cuenca del Guadalquivir que lógicamente cumplen una función de laminación de avenidas y protegen a los municipios de las inundaciones.

En consecuencia, hemos pedido un estudio hidráulico detallado que calcule los caudales reales teniendo en cuenta todas las pesas de regulación y obras de defensa existentes. Y hemos solicitado además que dichos caudales se contrasten con los aforos reales ya que se disponen de datos de hace casi 100 años. Creemos, en resumen, que hay que afinar mucho este documento y que la definición de zonas inundables que hay en el actual borrador condiciona enormemente las posibilidades de desarrollo económico, agrícola y urbanístico de los pueblos de ese entorno rural.

close

Suscripción al boletín