Se encuentran al 48% de su capacidad de almacenamiento, mientras que el año pasado estaban al 60%.

La situación en las cuencas litorales andaluzas es algo mejor que en el Guadalquivir, pero no mucho mejor. Si aquella se encuentra al 34% de su capacidad, la media de las cuencas litorales andaluzas está al 48%, un almacenamiento en todo caso considerablemente inferior al del año pasado, cuando estaban al 60%.

Por cuencas, es el Guadalete Barbate el que se encuentra en peor situación hidrológica. Sus embalses están al 46% frente al 61% de hace un año, un 15% menos. Más aún ha descendido (un 17%) el Tinto-Odiel-Piedras, que hace un año estaba al 66% y ahora está al 49%. Finalmente, el Mediterráneo es la única de las cuencas andaluzas que está por encima de la mitad de su capacidad de almacenamiento, aunque no muy por encima, solo el 51% frente al 53% de hace un año.  Momentos pues de inquietud para todo el regadío andaluz ante la posibilidad de restricciones en la próxima campaña, que dependerán en muchos sistemas de explotación de las lluvias de otoño e invierno próximo.

close

Suscripción al boletín