Como es costumbre, hacemos balance de cómo va el año para los intereses del regadío. Empezamos por las noticias positivas.

Estas son las noticias que nos han dejado satisfechos:

InvaRega, suma y sigue en proyectos de innovación. Un nuevo proyecto de innovación más que sumamos a nuestro currículo. Cofinanciado por la Junta de Andalucía y la Unión Europea con fondos Feader 2014-20, está estudiando, tanto en fase de laboratorio como de campo, las diferentes tecnologías de prevención y control disponibles contra las especies invasoras (mejillón cebra, almeja asiática y briozoos). Inva-Rega se añade por tanto al cada vez más largo historial de Feragua en proyectos de innovación: SUWANU, MOSES, DIANA, REUTIVAR, OPTAGUA y REDAWN. Por cierto que, en relación con este último, asistimos recientemente a la puesta de largo de su planta piloto en Palma del Río, que servirá para testar el potencial de la energía minihidráulica como fuente alternativa para el regadío.

Modificación de Estatutos.  Se ha  llevado a cabo precisamente para dar cabida a los proyectos de innovación dentro de los fines y actividades de la organización. Pero también con otro objetivo aún más trascendente: dar cobertura a las comunidades de regantes, comunidades generales y juntas centrales de usuarios y personas físicas o jurídicas que se encuentran tramitando el correspondiente proceso de obtención de la concesión o inscripción de su derecho. Estas entidades, en tramitación de sus procedimientos concesionales tendrán la consideración de socios eventuales hasta la definitiva obtención de la concesión administrativa o inscripción del derecho, que los convertirá automáticamente en socios de número, con todos los derechos.

Campaña no óptima, pero aceptable. Las lluvias de abril (un 60% por encima de la media) nos dieron un respiro, y en la última Comisión de Desembalse previa a la campaña la Confederación subió la dotación establecida para el Sistema de Regulación General, que pasó de los 4500 m3/ha previstos inicialmente a los 5.400 m3/ha. Una dotación que supone aproximadamente un 10% de restricción y que, sin ser ni mucho menos óptima, era más aceptable.

No sujeción a la ley de contratos del sector público. El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía nos ha dado completamente la razón. En su reciente resolución nº 13/2019, de 22 de enero, ha sostenido que una Comunidad de Regantes no tiene la condición de poder adjudicador, a los efectos de la Ley de Contratos del Sector Público, por lo que el pliego elaborado para licitar una obra no es susceptible de recurso especial en materia de contratación. Duro correctivo por tanto al criterio mantenido por la anterior administración andaluza, empeñada en tratar a las comunidades de regantes como si fueran administraciones cuando no lo son. Esperemos que la nueva administración tome nota y varíe este criterio en las nuevas órdenes de ayuda al regadío.

Decreto de Autoconsumo, una excelente noticia para el regadío. Pitos cuando son precisos, pero aplausos también.  Esta Asociación no se casa con nadie y lleva a gala su independencia política. Si el Ministerio de Transición Ecológica merece toda nuestra reprobación por el sesgado Libro Verde del Agua que ha presentado (ver las noticias negativas), merece también todos nuestros parabienes y felicitaciones por el nuevo Decreto de Autoconsumo, que convierte en un mal recuerdo del pasado el llamado impuesto al sol y significará un impulso indudable a la producción de energías limpias dentro de las zonas regables.

Nuestro 25 aniversario. Siempre es una alegría cumplir años y si son 25, nada menos que las bodas de plata, la alegría es doble. ¡A por los próximos 25!