Feragua traslada que no aceptará bajo ningún concepto el IVA del 21% planteado por la sociedad estatal Acuaes, que considera ilegal.

Que  las conversaciones entre la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y el Ministerio para una reducción de los costes de los embalses de la Breña II y Arenoso por parte del organismo de cuenca existen es algo de lo que no podemos dudar. Y que el presidente de la Confederación está haciendo todo lo posible para que se aceleren y fructifiquen, es algo que  también percibimos. De lo contrario, difícilmente nos habrían citado a una reunión convocada específicamente para informarnos de los avances que se están produciendo en esta dirección.

En esa reunión, el presidente de la Confederación, Joaquín Páez, estuvo acompañado de su directora técnica, Nuria Jiménez. Por parte de Feragua, asistieron el presidente José Manuel Cepeda, el secretario general Pedro Parias, y la asesora jurídica Ana Loaiza. Según se nos transmitió, hay predisposición por parte del Ministerio a buscar soluciones a los altos costes que tiene para el regadío las presas de Breña II y Arenoso, solución que pasa inevitablemente por una gestión directa de ambas presas por parte de la Confederación, por sus evidentes ahorros en la explotación de las presas.

Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, se está trabajando por un lado, en la eliminación del IVA, que ahora cuesta sobre 1 millón de euros/año y que Acuaes plantea subir a 2,1; por otro, la reducción de los costes de explotación en un 50% (de 800.000 a 400.000 euros/año) si se toma como referencia el coste medio de explotación de las presas por parte de la CHG. El presidente de Feragua transmitió en todo caso al presidente del organismo de cuenca la absoluta oposición del regadío a aceptar el pago de un IVA del 21%, como ha planteado Acuaes, y le recordó que Feragua ya tiene recurridos los cánones anteriores girados al 10%. “Es una absoluta barbaridad, un afán recaudatorio desmedido y un completo abuso fiscal, que el Estado quiera cobrar IVA a los administrados por la amortización de unos préstamos”, dijo el presidente de Feragua.

Según nuestros servicios jurídicos, de acuerdo a la normativa fiscal vigente, el servicio prestado por un medio propio de la Administración General del Estado –como es la sociedad estatal Acuaes–, a dicha Administración o a otro organismo público dependiente de la misma (como es la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir) es una operación no sujeta al IVA. Por ello, la inclusión del IVA en las facturas de Breña II y Arenoso y, consecuentemente, la posterior repercusión a los usuarios son contrarias al ordenamiento jurídico.