Agricultura confirma su rectificación en BOJA y no excluirá de las ayudas de la convocatoria de 2017 los proyectos que no alcancen 85% de eficiencia global

Sin embargo, no lo corrige para nuevas convocatorias, reafirmándose en un planteamiento erróneo que excluirá de la modernización los proyectos donde más ahorro de agua podría lograrse

En una noticia del pasado mes de septiembre informábamos de que la Consejería de Agricultura había publicado una modificación de los criterios para la concesión de ayudas para mejora de regadíos que afectaba a la convocatoria de 2017, cuyas solicitudes y proyectos estaban ya presentados. Un nuevo criterio excluía de la posibilidad de subvención a todos aquellos proyectos en los que la eficiencia total del riego no sea superior al 85% una vez ejecutadas las actuaciones por las cuales se solicita. La orden estipulaba específicamente que este nuevo criterio era de aplicación, no sólo para las próximas convocatorias, sino también para la convocatoria de ayudas 2017, algo que significaba cambiar las reglas a mitad de partido, con los proyectos ya presentados.

Pues bien, como ya nos prometieron verbalmente, la Consejería ha rectificado a través de BOJA y el requisito de que acrediten una eficiencia superior al 85% no será efectivo para la convocatoria de ayudas de 2017, en cuyas bases no se contemplaba. Sin embargo, la administración andaluza lo mantiene para nuevas convocatorias de ayudas, en un planteamiento que consideramos completamente erróneo, ya que condena proyectos de modernización con un gran potencial de ahorro. Y es que no en todos los sistemas resulta viable una transformación a riego por goteo, lo que no quiere decir que esos sistemas no sean susceptibles modernizarse, ser más eficientes y ahorrar agua. Con la penalización de todos los sistemas que funcionan por gravedad o aspersión se priva de ayudas públicas a proyectos de modernización muy necesarios para ciertas zonas del regadío andaluz.

En cualquier caso, y por lo que hace a la convocatoria de 2017, que es con la que estamos ahora, confiamos que la modificación de la Consejería permita que algunos proyectos que se habían quedado sin ayuda puedan recibirla, como es el caso de las comunidades de Torre del Águila y Vega de Coria, ambas en Sevilla, y Guadalete Margen Izquierda, en Cádiz. Confiamos en que estos proyectos que no alcanzaban esta eficiencia sean reanalizados y sus peticiones de ayudas admitidas. Del mismo modo, confiamos en que se otorgue la ayuda inicialmente denegada a Genil Margen Derecha para la construcción de una balsa de acumulación de agua, pues se trata de una comunidad que cumple todos los requisitos de la normativa, con su derecho de riego consolidado y donde no hay ampliación alguna de regadío.

2018-11-23T09:33:58+00:0023 noviembre 2018|